La hora del té

todopasaporalgo

A 12 días del inicio de este nuevo año todavía no me he hecho la lista de propósitos 2014. Hoy, a la hora del té, he escrito algunos de los que tenía en mente. Igual no son nada originales, pero no hace falta que lo sean para hacerme la mar de feliz. Mis propósitos son simples, pero necesitarán dedicación y mucho trabajo, porque son como el buen perfume.

Relajarme, trabajar en lo que me gusta, cuidar a mis amigos y amigas, viajar (ya tengo varios destinos previstos), aprender y mejorar en idiomas, conocer más gente interesante de la que he conocido en el 2013, mejorar como persona, iniciar nuevos proyectos y finalizar los empezados, superarme a mi misma y a mis expectativas. Ser todavía más fuerte sin perder mi esencia emocional, porque no creo que sea malo mostrar los sentimientos. Volver a aquello que me hacía tan feliz y tan ligera física y mentalmente: el yoga, la meditación y la natación.

El 2013 ha sido un gran año. He aprendido muchísimo sobre mí, de mis amigas y de la vida. He viajado. He reído con ganas y llorado con razón. He trabajado en lo que me gusta. He conocido a personas fantásticas. He descubierto nuevos y interesantes puntos de vista sobre la vida. He cortado por lo sano con lo que me hacía daño y he recuperado mucho de aquello y a aquellas personas que me hacían tanto bien. He entendido el poder de las personas, de su sonrisa y de lo feliz que pueden hacerte sólo con poner su mano sobre tu hombro. Y, además, he vuelto a disfrutar de los momentos de soledad en pro de mi propio conocimiento personal. Me he dado cuenta de que cada segundo de esta vida es importante, de que hay que disfrutarlo al máximo porque no sé cuando no voy a poder hacerlo. He comprendido qué es aquello que me hace daño para evitarlo o afrontarlo. He descubierto que el amor no está sólo en medio de una pareja, sino que está en todas y cada una de las personas que nos rodean y que siguen con nosotros a pesar de todo. He comprendido que, hasta que no me realice en todos mis propósitos y tenga mi propia vida estabilizada (y no en el sentido tradicional de la expresión), no podré compartir gran parte de mí sólo con una persona.

Bailar, reír, besar, abrazar, compartir, disfrutar, ayudar, sonreír, se han convertido en mis ítems. Os lo recomiendo.

2014, pórtate bien.

Anuncios

4 thoughts on “La hora del té

  1. la verdad es que en 2013 parece que has sembrado bien, por eso tu ‘empresa’ (sinónimo de aventura, proyecto…) es grande para 2014. ¡Suerte en tu camino y sabes dónde nos tienes!
    😉

    Me gusta

    1. Gracias Pere! Sí, de verdad que ha sido tan gran año que por una parte me dio penita cuando acabó pero por otra estoy deseando saber como será este. Por ahora tengo varias “empresas” ya pactadas! jajajaj

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s