Alien

De repente

De repente lo decides, tomas TU decisión.

De repente todo es rosa.

De repente sale el sol.

De repente bailas, cantas, ríes.

De repente encuentras el camino.

De repente estás feliz.

De repente llega.

De repente lo destruye todo a su paso: tu casa, tus sueños, tu familia, tus amigos, a ti.

De repente la solución.

De repente las barreras, los límites.

De repente no puedes tomar tus decisiones.

De repente ves tu vida pasar y nada tiene importancia, nada te da experiencias vitales como a otros.

De repente los gritos, las peleas, las malas contestaciones, los portazos y los no vuelvas.

De repente te afecta física y mentalmente. Y la parte mental no deja descansar a la física.

De repente no duermes, no sueñas, no tienes metas.

De repente dependes de alguien para conseguir tu felicidad.

De repente te fallan. Te fallan por todas partes.

De repente soledad.

De repente lo entiendes todo.

De repente tomas medidas.

De repente el cambio de nuevo. Positivo.

De repente otro lugar, con más intimidad y más libertad. Arriba.

De repente te surge irte para volver llena de energía de nuevo.

De repente el éxito personal y profesional.

De repente te la quitan. “No pasa nada”, dicen. “Eso es lo que te tenía mal, puedes hacer vida normal”. Dicen.

De repente te puedes volver a ir. Una y otra y otra vez.

De repente todo mejora de nuevo, te das cuenta de que nada te afecta tanto ya.

De repente vives, eres feliz, disfrutas, aceptas lo que viene y asimilas lo que se va.

De repente suerte, fortuna. Buscada con mucho esfuerzo, por supuesto.

De repente cercanía, amistad, amor.

De repente metas, sueños, expectativas.

De repente otra barrera. Física. Incomprensible. Y que ahora, cuesta aceptar. Mañana se aceptará. Como sigue el ciclo. Hoy no.

La vida está llena de “De repentes”. Es una eterna lucha, pero también un disfrute de ellos. 

¿Los vences o te vencen?

¡SÁCALO TODO!

REALMENTE ME SABE UN POCO MAL EMPEZAR MI BLOG CON UN POST DE ESTAS CARACTERÍSTICAS. PERO SI NO LO DIGO, REVIENTO!

HOY ES UNO DE ESOS DÍAS EN LOS QUE NADA CONSIGUE CALMAR TU ANSIEDAD. UNO DE ESOS DÍAS EN LOS QUE ENTRAS EN UN BUCLE DE NERVIOS Y MALESTAR DEL QUE NO PUEDES SALIR. NO PUEDES SALIR, Y TAMPOCO PUEDES SACARLO PORQUE ES TU MAL DÍA, NO EL DEL RESTO DE TERRESTRES. 

(más…)